Datos macroeconómicos

En los últimos años, contagiada por la crisis regional del subcontinente, Bolivia se ha visto sumida en una desaceleración económica general que ha afectado básicamente el aparato productivo nacional y el sector exterior. Sin embargo, no se ha abandonado la estabilidad económica general, que viene manteniéndose desde hace bastantes años.


Producto interno bruto

Hasta el año 1998, la economía boliviana creció a tasas por encima del 4%. Sin embargo, en los últimos años se ha producido una fuerte desaceleración que se inició en 1999, cuando la tasa de crecimiento del PIB real se situó en un 0.4%, siguió en un 2.3% en el año 2000, 1.3% en el 2001 y 2% en el 2002. El PIB por habitante, aunque se estancó en el año 2000, ha disminuido cada año.

EVOLUCION DEL PIB TOTAL Y PIB POR HABITANTE
(tasas anuales de variación en porcentajes)

 
1993
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002 (p)
PIB
4..3
4.7
4.7
4.4
5.0
5.0
0.4
2.3
1.3
2.0
PIB por habitantes
1.8
2.2
2.2
2.0
2.5
2.6
-1.9
0.1
-0.9
-0.2
Fuente: Banco Central de Bolivia y CEPAL
p/ estimación preliminar

Estas bajas tasas de crecimiento fueron provocadas por varios factores, entre ellos, una caída en los precios internacionales de las principales materias primas que exporta el país que afectó a los sectores minero y agrícola industrial. Adicionalmente se produjo la devaluación del real brasileño, la desaceleración de la economía estadounidense y la ralentización de la actividad económica en los países europeos que se acentuó en septiembre de 2001, todo ello unido a los cambios climáticos adversos que sufrió el país.

En el ámbito interno, quedaron afectados los sectores de hidrocarburos y de la construcción, pues en 1999 finalizó el contrato de venta de gas a Argentina y se terminaron también las obras de construcción del gasoducto a Brasil. También se erradicaron la coca ilegal y el contrabando, lo cual junto con los conflictos sociales afectó a la producción y la demanda interna. En el año 2001, perdió dinamismo la industria manufacturera y el comercio; mientras que la construcción privada continuó estancada. Los sectores más dinámicos en el 2001 fueron hidrocarburos, con un crecimiento del 9.3%, y comunicaciones que creció un 6.5% con respecto al año anterior. En ese año las tasas de crecimiento del consumo total y privado fueron las más bajas desde 1990. También se registraron los mayores descensos en la inversión bruta total y privada. No obstante, la desaceleración no ha provocado el abandono de la estabilidad económica general, que lleva manteniéndose bastantes años. La inflación continúa controlada, el crecimiento es lento pero sigue en signo positivo y los desequilibrios internos y externos se mantienen manejables.

Principales sectores productivos

En Bolivia, el PIB por sectores de actividad (datos del año 2000) se distribuía un 14% en agricultura, un 31% en industria y un 55% en servicios. La producción y comercialización de estaño, plomo, zinc, oro y plata tienen gran importancia para la economía. El sector minero ha dejado de ser el sector clave que fue en la década de los ochenta. Los ricos yacimientos de petróleo y las refinerías satisfacen las necesidades domésticas de productos petrolíferos. Y la gran producción de gas natural permite su exportación a países como Argentina y Brasil.

En el sector agrícola se obtiene una amplia gama de productos, por ejemplo, la soja ha tenido una gran importancia dentro de las exportaciones bolivianas. También se consume café que abastece el consumo nacional y se orienta en menor cantidad a la exportación. De igual modo, el país es autosuficiente en la producción de azúcar, arroz, carne, maíz, algodón y cereales. Las principales industrias son las del refino del azúcar, los artículos de piel, el tabaco, el cemento, los productos químicos, el papel, los muebles, el vidrio, los explosivos y los fósforos.

El turismo, aunque no es de gran envergadura, es una importante fuente de ingresos para Bolivia. Por su parte el sector de telecomunicaciones se ha caracterizado por un significativo dinamismo en los últimos años, pues se ha beneficiado de la desregulación del mercado nacional a partir de finales de 2001.


Inflación

Desde 1999, las tasas de inflación se han mantenido muy por debajo de los países del entorno. Ello ha sido reflejo del bajo nivel de crecimiento de la actividad económica. El poco dinamismo del sector real de la economía, el desempleo y la contracción crediticia incidieron sobre la demanda interna y, por tanto, sobre el comportamiento de los precios domésticos. También influyó la integración comercial con países vecinos que depreciaron fuertemente sus monedas desde 1999. Estos fueron Brasil, Chile y más recientemente Argentina.

INDICE DE PRECIOS AL CONSUMIDOR
Variación en porcentajes
 
1993
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002 (p)
Media anual
8.53
7.88
10.19
12.43
4.71
7.68
2.16
4.60
1.60
0.92
Variación fin período
9.30
8.50
12.58
7.95
6.73
4.39
3.13
3.40
0.92
2.50
Fuente: Instituto Nacional de Estadística de Bolivia y CEPAL

p/ estimación preliminar


Desempleo

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) de Bolivia, entre 1996 y 2001, la población en edad de trabajar creció a una tasa promedio anual de 4.4% y la población económicamente activa a 3.9%. En el mismo periodo el índice de empleo aumentó 1.6% en el sector privado y 1.3% en el público. Ello determinó que el desempleo urbano se elevara de 3.8% en 1996 a 8.5% en 2001. Los niveles de inversión en Bolivia, siguen siendo bajos y dirigidos a sectores con impacto poco significativo en el empleo. En los últimos años, no sólo ha aumentado el desempleo sino que las condiciones de trabajo se han deteriorado.

El crecimiento económico experimentado durante el año 2001, se produjo en sectores intensivos en capital, por lo que su aporte en la generación de empleo fue modesto. Aquellos sectores intensivos en mano de obra —industria manufacturera, comercio, transporte y almacenamiento— estuvieron prácticamente estancados. A estos se suma el sector minero, que se encuentra en una profunda crisis debido al desplome de sus precios en los mercados internacionales.

EMPLEO Y SALARIOS

 
1993
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002 (p)
Desempleo urbano (a)
5.8
3.1
3.6
3.8
4.4
6.1
8.0
7.5
8.5
--
Remuneración media (b)
91.2
98.5
100.0
98.5
104.5
108.0
113.7
114.8
119.4
122.0
Fuente: CEPAL
(a) Tasas anuales medias de las capitales departamentales
(b) Índices promedios anuales: 1995 = 100
p/ estimación preliminar

En vista del creciente problema de desempleo, el Gobierno creó el Plan Nacional de Empleo de Emergencia (PLANE), cuyo objetivo es el de reducir en el corto plazo el impacto de la disminución de ingresos por pérdida de empleo en la población más pobre del país.


Inversión extranjera directa

El ahorro interno ha sido la principal fuente de financiamiento de la inversión en el período 1990-2001, puesto que en promedio financió el 59% de la inversión total. La participación del ahorro externo se incrementó en 1997 y 1998, en parte por la fuerte inversión extranjera directa en ese período, y disminuyó en los tres años siguientes. La caída de la inversión total de 1999 a 2001 coincidió con una disminución del ahorro externo, mientras que el ahorro interno se mantuvo más o menos constante. Por sectores, los mayores volúmenes de inversión extranjera directa acumulada desde 1992, se han destinado por orden de importancia a los hidrocarburos, al sector de comercio y servicios, a la industria y por último al sector minero.

INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA (IED) BRUTA POR SECTORES
En millones de dólares

SECTOR
1992
1993
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001 (p)
Hidrocarburos
84
66
63
125
53
299
544
449
408
484
Minería
8
41
29
48
20
30
38
23
28
33
Industria
2
14
18
53
33
25
16
152
89
86
Servicios
28
2
20
148
321
501
427
386
296
222
Ajuste con Balanza Pagos
-2
-2
-2
-2
45
-126
-3
-3
-99
-166

TOTAL IED

120
122
128
372
472
728
1,023
1,008
723
660
Fuente: Banco Central de Bolivia y Secretaría General de la Comunidad Andina

p/ estimación preliminar

 

Por países, los principales inversores en flujos acumulados desde 1992 han sido los EE.UU. (40.8%), seguidos de Argentina (11.9%), Italia (10.7%), Brasil (8.2%), Holanda (7.6%), Chile (5.2%) y España (4%).

INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA (IED) BRUTA POR PAÍS DE ORÍGEN
En millones de dólares

PAÍS
1992
1993
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001(p)
           
Estados Unidos
108
71
78
134
132
257
357
339
364
345
Argentina
5
10
7
10
7
95
221
106
80
99
Brasil
2
7
6
33
38
68
35
139
40
72
Chile
0
0
2
174
27
23
23
21
3
5
Italia
0
0
0
0
138
149
110
65
52
63
Holanda
0
0
0
1
1
97
96
106
47
58
Francia
0
0
0
0
0
7
29
41
36
35
Inglaterra
0
0
0
3
0
11
7
21
25
56
España
0
0
0
10
14
83
46
10
40
14
Alemania
5
13
15
5
0
0
0
0
3
0
Islas Caimán
0
0
0
0
0
2
21
81
48
12
Otros países
2
23
22
4
70
62
81
82
84
67
Ajuste con Balanza de Pagos
-2
-2
-2
-2
45
-126
-3
-3
-99
-166
TOTAL IED
120
122
128
372
472
728
1,023
1,008
723
660
Fuente: Banco Central de Bolivia y Secretaría General de la Comunidad Andina.  

p/ estimación preliminar

 


Tipo de cambio

La política cambiaria aplicada en Bolivia en los últimos años, ha buscado mantener la estabilidad del tipo de cambio multilateral real en el contexto de un equilibrio externo de la economía en el mediano plazo. Dados los procesos de depreciación en algunos de los países vecinos (Brasil, Chile y Perú), el Banco Central optó por seguir con el ritmo de devaluaciones sostenidas y de reducida cuantía, que han permitido mantener la competitividad exterior de la economía boliviana. A su vez, con la política de devaluación del tipo de cambio nominal se ha evitado ejercer presiones sobre el nivel de precios internos, ayudando así al mantenimiento del equilibrio macroeconómico.

TIPO DE CAMBIO FRENTE AL DÓLAR

 
1995
1996
1997
1998
1999
2000
2001
2002
Promedio oficial anual Bs/$U.S.
4.8
5.07
5.25
5.5
5.8
6.17
6.6
7.16
Fuente: Banco Central de Bolivia


Sector público

El desequilibrio fiscal continúa siendo la asignatura pendiente del gobierno boliviano. Por ejemplo, en el año 2001 el sector público consolidado presentaba un déficit global del 6.5% del PIB, superior en 1.5 puntos porcentuales al del año anterior. La reforma del sistema de pensiones continua impidiendo acercarse al equilibrio presupuestario. En el año 2001 el costo de la reforma del sistema de pensiones fue del 4.8% del PIB. Sin considerar este costo, el déficit habría sido del 1.7% del PIB. También es destacable la fuerte pérdida derivada de la privatización de las empresas públicas, que aportaban una parte importante al Estado. Asimismo, la ralentización económica generalizada de los últimos años ha influido en la reducción de las recaudaciones fiscales.

RESULTADOS DEL SECTOR PUBLICO

 
1997
1998
1999
2000
2001
2002 (p)
Ingreso total (% del PIB)
29.5
31.1
31.6
32.7
31.1
31
Gasto total (% del PIB)
33.5
36.5
35.8
37.2
38.1
38
Pago de intereses / Gastos totales (%)
6.8
5.7
4.5
5.3
7
7.7
Resultado fiscal SPNF (% del PIB)
-3.3
-4.7
-3.8
-4
-6.5
-5.7
Fuente: Corporación Andina de Fomento (CAF), Dirección de Estudios Económicos
Nota: La abreviatura SPNF corresponde a: Sector Público Nacional No Financiero
p/ estimación preliminar